¿Cuáles son los retos de la educación inclusiva en Colombia para 2019?



especial retos educacion inclusivaEn los últimos años, en el ámbito educativo, se viene hablando de educación inclusiva para referirse a la necesidad de que todos los estudiantes tengan acceso a una educación de calidad. Al referirnos a TODOS se incluye a los estudiantes con discapacidad que históricamente han sido segregados de las aulas regulares, dado que, la creencia por muchos años, fue que no necesitaban acceder a la educción o que requerían estar en instituciones “especializadas” donde pudieran atender sus necesidades, sin tener en cuenta sus capacidades.

Sin lugar a dudas, la atención a la diversidad es un desafío que se refleja en las políticas y lineamientos internacionales, así como también en los establecidos por el Ministerio de Educación Nacional de Colombia. El cumplimiento de sus pautas y principios busca garantizar la equidad y la calidad en la atención que se brinda a todos los estudiantes, ante lo cual las prácticas pedagógicas, programas y políticas son fundamentales. Ello, en términos de asegurar no solo el éxito académico sino, en sí, liderar procesos formativos cada vez más pertinentes, para docentes y estudiantes, que promuevan escenarios inclusivos óptimos y potenciadores.

El acceso de estudiantes con discapacidad a las aulas regulares se viene dando de manera paulatina en el país; sin embargo, los cambios en la gestión institucional, en la didáctica y en la formación de los maestros no se ha logrado de manera simultánea. Es necesario dar respuesta a la heterogeneidad del aula y las instituciones educativas en su gran mayoría aún no están listas. Tal como lo plantea Alba Pastor, experta en Diseño Universal para el Aprendizaje, “debemos reconocer esta complejidad que existe en el contexto escolar y que requiere respuestas didácticas complejas –organizativas y metodológicas-, para garantizar el acceso a oportunidades de aprendizaje equitativas a todos los estudiantes. Complejidad que no es sinónimo de dificultad sino de pluralidad, variedad y flexibilidad”-2.

 



Hoy queremos pensar un aula en donde la exclusión no tenga cabida y en donde los maestros tengan las herramientas necesarias para que cada uno de sus estudiantes se pueda aprender y aportar desde la diferencia a todo su grupo. “Aumentar la participación de todo el mundo implica un cambio en los sistemas educativos y la mejora de las condiciones escolares para responder a la diversidad del alumnado, mediante estrategias que permitan que todo el mundo se sienta valorado por igual”-3.

Desde la Fundación Saldarriaga Concha acompañamos y aportamos para que el sueño de tener un país incluyente que respete y reconozca a las personas con discapacidad sea una realidad. Hemos sido testigos de grandes cambios en las instituciones educativas y en las normativas con las que abren el camino para la garantía al acceso a la educación y la participación activa de familias, docentes y estudiantes. Sin embargo, quedan muchas tareas pendientes y grandes retos para que la educación inclusiva esté presente en todos los rincones del país. Además de garantizar el acceso de los estudiantes con discapacidad, aquí les presentamos los que creemos son los 6 retos más urgentes para lograr una educación inclusiva en Colombia:

- Generar ambientes de aprendizaje incluyentes e innovadores, que eliminen las barreras de aprendizaje y logren más oportunidades. Deben ser espacios, que tengan como base el dinamismo y la posibilidad de que todos los estudiantes participen. Además, deben ser flexibles, abiertos y adaptables, que fomenten la interacción, que medie el proceso de enseñanza y aprendizaje activo de todos, promoviendo la autonomía.

- Garantizar los apoyos y ajustes razonables que las personas con discapacidad que ya están en el sistema educativo requieren para lograr una educación de calidad. En este reto es necesario conocer al estudiante y a partir de una valoración pedagógica saber cuáles son sus capacidades y barreras. Esto permitirá planear, utilizando como apoyo material, recursos y contenidos accesibles y de calidad.

- Cualificar a los docentes en innovación educativa incluyente a partir del Diseño Universal para el Aprendizaje, los ajustes razonables y la flexibilización curricular, desde la primera infancia y a lo largo de la vida. Así mismo, es importante trabajar con las facultades de educación y escuelas normales para garantizar que los próximos maestros conozcan y puedan aplicarla educación inclusiva como eje de su modelo de enseñanza.

- Generar comunidades de aprendizaje que compartan experiencias y prácticas significativas en educación inclusiva tanto de docentes como de familias.

- Garantizar transiciones efectivas para la población con discapacidad intelectual, desde la primera infancia hasta la educación superior. Esto teniendo en cuenta que el 50,7% de los estudiantes con discapacidad reportados en el SIMAT-4 presentan discapacidad intelectual.

Fomentar redes de apoyo en donde las familias sean las protagonistas y defiendan los derechos de sus hijos para evitar la exclusión o la deserción.

 En definitiva, Colombia tiene el reto de promover una transformación del sistema educativo que reconozca la diversidad de los estudiantes y establezca un equilibrio entre la formación humana y los logros académicos, contemplando que la educación inclusiva trasciende los escenarios escolares, por lo que la familia, la comunidad y la sociedad son claves para un proceso permanente de inclusión.

[1] https://coralelizondo.wordpress.com/educacion-inclusiva/ Coral Elizondo (Zaragoza, 1965) dirige el Centro Aragonés de Recursos para la Educación Inclusiva (CAREI)

2 Alba Pastor, Carmen. Diseño Universal para el aprendizaje: Educación para todos y prácticas de enseñanza inclusivas. Ediciones Morata, S. L. 2016. Pág. 12 y 13

3 Tony Booth y Mel Ainscow Guía para la Educación Inclusiva. Desarrollando el aprendizaje y la participación en los centros escolares (Adaptación de la 3ª edición revisada del Index for Inclusion) TRADUCCIÓN Y ADAPTACIÓN: Gerardo Echeita, Yolanda Muñoz, Cecilia Simón y Marta Sandoval. Consorcio para la educación inclusiva. OEI y Fuhem. 2015. Pág. 24

4 El sistema integrado de matrícula SIMAT es una herramienta del Ministerio de Educación Nacional de Colombia que permite organizar y controlar el proceso de matrícula en todas sus etapas, así como tener una fuente de información confiable y disponible para la toma de decisiones.